VIAJE TRANSAHARIANO JUNIO 2003

Salí de Madrid el 29 de mayo en un camión 4x4, con la intención de acercarme a Bamako para recoger la artesanía que había encargado en un viaje anterior. Aunque varias personas se interesaron por acompañarme, finalmente nadie se decidió y me fui yo solo. Sin duda eso me animó a relacionarme más con las personas que me iba encontrando por el camino. El camión tenía 5 asientos, y como me daba pena que fueran vacíos, subía a las personas que veía haciendo dedo. Todos buena gente. Unos más comunicativos que otros, me iban contando retazos de su vida. Se desplazaban para visitar a algún familiar, para asistir al mercado de ganado, para comprar alguna pieza de recambio para su tractor, etc.

Durante todo el viaje vi muy pocos extranjeros/viajeros/turistas. Supongo que muchos anularon su viaje como consecuencia de los atentados de Casablanca, que tanto dolor y sufrimiento han provocado en muchas familias inocentes.

En Essaouira di un agradable paseo nocturno a pie desde el camping hasta el centro de la ciudad. Unos potentes focos iluminaban una zona de la playa, repleta de gente jugando al fútbol.

Paré en un taller de Agadir para engrasar el camión y limpiar su depósito de combustible. Mientras esperaba pacientemente, un amable vecino me trajo una bandeja con comida. Luego me invitó a té y me presentó a toda su familia.

Dentro del camión llevaba una bicicleta de montaña con la que de vez en cuando hacía pequeñas excursiones por carreteras abandonadas. Las mismas carreteras que se construyeron cuando el Sahara Occidental era provincia española.

Habilité la parte trasera del camión para dormir. Dentro podía cocinar y comer tranquilamente a pesar del viento. Paraba en los sitios que más me gustaban para descansar, contemplar el paisaje y leer algo.

La temperatura era muy agradable, tanto de día como de noche. Esta foto corresponde a la zona de Río de Oro, en la entrada de la península donde está Dakhla. El mar adopta la forma de las alas de un águila.

Llegúe a la frontera mauritana dispuesto a atravesar el desierto con ayuda de mi recién estrenado gps. Me encontré con mi amigo Soufi, que llevaba 15 días esperando en vano algún cliente. No me lo pensé dos veces, y después de acordar el precio por sus servicios, le monté en el camión. Donde esté un buen guía, que se quite todo lo demás.

Mi camión pesaba 6 toneladas, el motor solo daba 93 caballos de potencia, y las ruedas eran demasiado estrechas. Le expresé a Soufi mis dudas sobre la conveniencia o no de montar el camión en el tren que va desde Nouadhibou hasta Choum. Me miró sonriendo, y me aseguró que con él por el desierto no habría ningún problema. De pronto, mis temores desaparecieron. Me guió por zonas de arena inexplicablemente dura, y no me atasqué ni una sola vez. Únicamente parábamos para descansar, estirar las piernas y comer.

Se hizo de noche y paramos en una inmensa planicie. Cenamos y Soufi preparó un excelente té que me quitó la fatiga. También me quitó el sueño, y estuvimos charlando hasta el amanecer. Me comentó que no veía su futuro laboral nada claro. En el año 2006, la carretera entre Nouadhibou y Nouakchott estará terminada. Le dije no debía preocuparse, ya que una persona honesta y trabajadora como él, triunfaría en cualquier cosa que hiciese. Esta vez fui yo quien aplacó sus inquietudes, hacemos un buen equipo.

Al día siguiente el camión no arrancó. Los mecánicos que en España me cobraron un pastón por ponerlo a punto no habían colocado bien los filtros de gasoil y entraba aire en el circuito. Finalmente localicé el problema y pude continuar.

Sufrir una avería en medio del desierto es una experiencia inolvidable. Uno está completamente solo.

Dos viajeros de los de verdad, capaces de caminar 50 kilómetros en un día por el desierto más duro del mundo.

Soufi me llevó por una zona interior de arena más o menos dura, evitando el peligroso tramo de la playa. A media mañana el sol empezó a pegar fuerte, y tuvimos que parar un par de veces porque el camión se calentaba.

La arena se ablandaba con el calor y las ruedas dejaban grandes surcos.

Llegamos a una pista que nos llevó hasta Nouakchott. Los primeros kilómetros de esta pista no son buenos para vehículos pequeños, ya que únicamente la utilizan los camiones que trabajan en la construcción de la carretera, y las rodadas que dejan son muy profundas.

Me despedí de Soufi, y desde Nouakchott fui hasta Ayoun el Atrous por carretera. Luego tomé una pista en dirección a Nioro du Sahel. Salí de Mauritania el mismo día del fallido golpe de estado, el domingo 8 de junio. No me enteré de nada. Ni mi camión ni yo entendemos de política, y las piedras que me encontraba por el camino no me comentaron nada.

La temporada de lluvias había comenzado, y la pista estaba parcialmente inundada. La altura del camión me permitió salvar los profundos charcos. Antes de llegar a Bamako, me sorprendió una fuerte tormenta de arena, y tuve que detenerme hasta que amainó, porque no se veía nada.

Cuando llegué a Bamako, me enteré de que el fabribante de djembés con el que trabajaba se había gastado en juergas todo el dinero que le había adelantado para comprar materiales. No es que hubiera desaparecido con mi dinero, porque vino a pedirme más. Simplemente estaba ahí, así es la vida. Busqué sin demora otro artesano y le encargué lo que quería. Dejé mi camión bien guardado y regresé a Madrid en avión, con la esperanza de tener mejor suerte a mi regreso en agosto.

¿Había hecho el viaje en balde? Definitivamente no. El único viaje inútil es el que no se hace. Si quisiera ganar dinero, me habría hecho banquero. Hasta el próximo viaje.


En noviembre de 2003 regresé a África en avión. Después de poner a punto mi camión y llenarlo con la artesanía de mi nuevo socio, afortunadamente más honesto que el anterior, comencé el viaje de regreso.

Para atravesar el Sahara fui por la pista de Chami, que es buena para camiones pero mala para vehículos pequeños. Me acompañaron tres guías mauritanos, que regresaban a Nouadhibou desde Nouakchott después de acompañar sendos grupos de turistas. No me cobraron porque suponían que ya conozco el desierto. Lo cierto es que después de atravesarlo muchas veces me sigue pareciendo enormemente extenso y peligroso.

Las noches de invierno en el desierto son muy frías y a veces resulta difícil conciliar el sueño. El mejor momento para dormir es al amanecer, cuando comienzan a calentar los primeros rayos del sol.

El camión de más de 20 años de antigüedad se portó estupendamente. Su velocidad máxima es de 70 km/h, pero me da igual. No tengo prisa. Su aspecto destartalado despertaba las simpatías de todos los viajeros que me encontraba, y ahuyentaba la codicia de los bandidos. Transportar la artesanía en avión o contenedor es sin duda más inteligente, seguro y rentable, pero menos divertido. Yo nunca dije que fuera muy listo.



VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 1987
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 1988
VIAJE TRANSAHARIANO OCTUBRE 1988
VIAJE TRANSAHARIANO DICIEMBRE 1990
VIAJE TRANSAHARIANO MARZO 1991
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 1991
VIAJE TRANSAHARIANO DICIEMBRE 1991
VIAJE TRANSAHARIANO OCTUBRE 1993
VIAJE TRANSAHARIANO MARZO 1998
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 1998
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 1999
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 1999
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2000
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2000
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2001
VIAJE TRANSAHARIANO ABRIL 2001
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2001
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2002
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2002
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2003

VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2003
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2004
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2005
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2005
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2006
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2006
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2007
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2007
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2008
VIAJE TRANSAHARIANO AGOSTO 2008
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2009
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2009
VIAJE TRANSAHARIANO OCTUBRE 2009
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2010
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2010
VIAJE TRANSAHARIANO OCTUBRE 2010
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2011
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2011
VIAJE TRANSAHARIANO OCTUBRE 2011
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2012
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2012
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2013
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2013
VIAJE TRANSAHARIANO OCTUBRE 2013
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2014
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2014
VIAJE TRANSAHARIANO NOVIEMBRE 2014
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2015
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2015
VIAJE TRANSAHARIANO OCTUBRE 2015
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2016
VIAJE TRANSAHARIANO JULIO 2016
VIAJE TRANSAHARIANO ENERO 2017

Viaje Transahariano